SU EMPLAZAMIENTO ES YA UN AUTENTICO PRIVILEGIO

Antigua casona que ronda los 2 siglos de existencia, en tiempos fue la típica vivienda de estilo rústico. Hoy, totalmente rehabilitada, conserva el espíritu por el que la elegimos. Quizás, lo que mayor satisfacción nos produce es comprobar que hemos conseguido respetar todos y cada uno de sus 200 años de historia.

La casa, vuestra casa, cuenta con dos plantas. En la inferior se encuentran las zonas comunes: Recepción, salón-comedor con chimenea y un pequeño bar. En la superior, la seis amplias habitaciones dobles con sus respectivos baños completos.

QUIENES SOMOS

ITACA: TAN CERCA Y TAN LEJOS

Heredamos un sueño que tuvieron muchos otros antes que nosotros: La ilusión griega del paraíso. Este es el nuestro: Lo soñamos, lo buscamos y cuando dimos con él no dudamos un instante: aquí, entre sus montañas, que como el Parnaso imaginamos habitadas por Apolo y las musas, la belleza y las artes, creíamos nuestro espacio ideal. Nuestra Itaca particular, Atrás dejamos la ciudad y parte de nuestras vidas.
Hoy, nuestra ilusión es una realidad y se llama “Bajo los tilos”. Una casa rural, en un paraje mágico, y como nos gusta decir, una forma de enteder la vida.

Imagina: Un valle, a la ribera del Sella, semi oculto entre montaña y bosques. El mar a sólo 5 minutos. Y una pequeña aldea, flanqueada por prados y ríos. Es Santianes del Agua.

Existen varias rutas que desde la misma casa os llevan, por ejemplo, al pico más alto de la zona, el Mofrechu, las vistas son un espectáculo. Otra os meterá en el interior de la cueva del Tinganón, simplemente impresionante y una más fácil pero que tampoco está mal, la subida a la semi-abandonada aldea de Peme.
Si preferís el coche, os lo explicamos cuando vengáis, hay un montón de sitios y mucho que contar de ellos.

NUESTRAS HABITACIONES

Sólo cuatro detalles tienen en común vuestras habitaciones: la amplitud, los suelos de madera, sus altos techos de viga vista y los colores, altamente influenciados por el entorno, siempre verde, húmedo y frondoso.

En cuanto a sus diseños, en cada una encontraréis un estilo diferente. En tres de ellas hemos conservado los arcos de piedra originales de la antigua casona que las impregna de aires prerrománicos. En las otras tres, casi se puede acariciar la hierba con las manos a través de la galería de madera y cristal que las enmarca.

Como en el libro y en la película homónima, todas son “”Habitaciones con vistas”. Vistas al monte, al bosque, a la aldea o algún rebaño que por allí pase.

El dormir como marqueses lo tenéis garantizado. Pero además si os place, podéis disfrutar de una buena peli sin salir de vuestra habitación, tenemos más de 250 títulos disponibles en DVD.